COVID-19, Ansiedad y depresión ¿Relacionados?

El aislamiento social obligatorio durante la pandemia de COVID-19 ha traído consigo ciertos cambios, entre ellos, se encuentra una crisis económica, política y social en diversos países (Prieto-Molinaria, et al., 2020). Sin embargo, los cambios referentes a la salud mental de las personas por el aislamiento y las medidas de salud tomadas por diversos países, han generado estresores que han influido en la salud mental de las personas. Por ejemplo, el personal de salud mostró ciertos rasgos de estrés agudo, dentro de la población que no pertenece a este grupo, se ha encontrado que existe mayores posibilidades de desarrollar ansiedad y depresión asociados a diversos factores, por ejemplo, el vivir en una zona urbana, el estar más avanzado académicamente, entre otros (Prieto-Molinaria, et al., 2020)


Ahora, si bien estos índices han aumentado se deben tener en cuenta que la ansiedad que se ha incrementado es referente a la salud, ya que existe una mala interpretación de las sensaciones corporales, si sumamos esto a un sistema de comunicación un poco cambiante y en muchos casos exagerada todos los signos y síntomas se sienten de una forma inmensa (Nicolini, 2020), existen tres tipos de respuestas, que tal vez te han sucedido, ten en cuenta que este blog es informativo mas no una forma de dar diagnóstico:

Respuestas fisiológicas: hiperventilación, aumento de la presión y del ritmo cardiaco

Respuestas emocionales: Sentirse muy nervioso, irritado, asustado

Respuestas cognitivas: Una atención limitada, falta de memoria, conductas impulsivas, una percepción alterada (Díaz, 2020)

Como otra consecuencia del aislamiento social obligatorio que existió, muchas personas experimentaban soledad y aislamiento, de sus redes de apoyo, actividades al aire libre, entre otros, siendo estos, factores que asociados a los síntomas de depresión en niños (Nicolini, 2020) La pandemia ha dejado muchos huecos en la salud mental de todos, eso no significa que no sea posible vivir con ello, lo más recomendable es tomar terapia, pero la misma es un servicio que no es asequible para todos. Por ello se pueden plantear algunas estrategias de afrontamiento, la primera es la promoción de la conexión social, como hacer reuniones virtuales, mantener los mensajes de texto, realizar llamadas, salir a un parque, entre otros, y la segunda es la actividad física, ya sea dentro de casa o fuera (Cedeño, et al., 2020). El intentar mantener una actitud positiva puede ser una solución para los problemas, realizar actividades de ocio, como lo es leer, ver una película, moldear arcilla entre otros.



Referencias

Cedeño, N. J. V., Cuenca, M. F. V., Mojica, Á. A. D., & Portillo, M. T. (2020). Afrontamiento del COVID-19: estrés, miedo, ansiedad y depresión. Enfermería investiga, 5(3), 63-70.

Díaz, J. C. F. (2020). Estrés, ansiedad y depresión durante y Post-pandemia Covid-19 en Trabajadores: El Caso Ecuatoriano. Gestión de la seguridad y la salud en el trabajo, 2(2), 17-21.

Nicolini, Humberto. (2020). Depresión y ansiedad en los tiempos de la pandemia de COVID-19. Cirugía y cirujanos, 88(5), 542-547. Epub 08 de noviembre de 2021.https://doi.org/10.24875/ciru.m20000067

Prieto-Molinaria, Diego E., Aguirre Bravo, Gianella L., de Pierola, Inés, Luna Victoria-de Bona, Giancarlo, Merea Silva, Lucía A., Lazarte Nuñez, Caleb S., Uribe-Bravo, Karla, A., & Zegarra, Ángel Ch.. (2020). Depresión y ansiedad durante el aislamiento obligatorio por el COVID-19 en Lima Metropolitana. Liberabit, 26(2), e425. https://dx.doi.org/10.24265/liberabit.2020.v26n2.09

27 visualizaciones