Importancia de la Psicoeducación

¿Qué es?

La psicoeducación, es una de las ramas más importantes dentro de la prevención y conocimiento relacionado a salud mental.

Esta herramienta se aplica desde el siglo XX, al inicio se lo aplicaba dentro de ámbitos de salud, sin embargo, gracias a su efectividad se ha ido ampliando dentro de otros ámbitos, siendo una función sanitaria (Builes y Bedoya, 2006), una de las grandes ventajas por las cuales se destaca es que puntualiza y abrevia la información, dejando lo más importante y resumido para que el público pueda comprender de forma más fácil sin quitar la importancia de la temática

¿En qué se basa?

Se basa en brindar información específica sobre una enfermedad, trastorno mental, su tratamiento y la forma de prevenir, toda esta información es basada en evidencia científica (Godoy, et al., 2020).

¿Para qué sirve?

La psicoeducación sirve dentro de la sociedad para desarrollar y también para fortalecer las capacidades, conocimiento y brindar herramientas para la prevención de ciertos trastornos, además de brindar una forma de afrontamiento frente a las situaciones de forma adaptativa (Bulacio, et al., 2004)

¿Cuáles son sus ventajas?

La psicoeducación, influye de gran forma dentro del ámbito terapéutico, ya que impulsa y mejora la adherencia dentro del tratamiento terapéutico, también puede disminuir la frecuencia de las recaídas (en el caso de trastornos alimenticios, adicciones, entre otros) y también al momento de solicitar ayuda, ya que, al tener más conocimiento en relación con cierta temática, es más fácil saber si se necesita acompañamiento profesional (Losada y Zavalia, 2019). La psicoeducación es mucho más aplicable dentro de trastornos como; depresión, déficit atencional, alimentario, esquizofrenia, entre otros, de esta forma, las personas que reciben esta psicoeducación pueden entender el mecanismo de la enfermedad, además de poder informarse sobre los cuidados generales (Godoy, et al., 2020)

¿Hacia quién va dirigida?

La psicoeducación va dirigida hacia toda la población, sin embargo, se debe tomar en cuenta la edad y las cualidades sociales de la población hacia quién va dirigida la psicoeducación, por ejemplo, es diferente hablar sobre la depresión en niños de 11 años que en personas de 20 años.

Para poder realizar un abordaje psicoeducativo se toma en cuenta la temática que se va a abordar, como se mencionó anteriormente, a qué público está dirigido, cuáles y cómo son los tratamientos que se pueden aplicar, las áreas que pueden ser afectadas por el trastorno o enfermedad, y también que pueden hacer los amigos, los maestros (en el área escolar), jefes (área laboral/corporativa), familiar, entre otras. Este abordaje puede incluir entre 5 a 8 sesiones, semanales o quincenales (Losada y Zavalia, 2019).

Hay que tener en cuenta que las jornadas de psicoeducación no es terapia ni acompañamiento psicológico, son jornadas donde se busca que el público aprenda sobre cierta temática y cómo se puede apoyar; sin embargo, en caso de que la persona se sienta demasiado identificada con la problemática, exista cierta disfuncionalidad dentro de la vida diaria, se debe pedir ayuda profesional.


Referencias

Builes, M y Bedoya M. La psicoeducación como experiencia narrativa: comprensiones posmodernas en el abordaje de la enfermedad mental. [Internet]. 2006, 35(4 Disponible en: http://www.redalyc.org/html/806/80635403/

Bulacio J., Vieyra M., Alvarez C., & Benatuil D. (2004). EL USO DE LA PSICOEDUCACION COMO ESTRATEGIA TERAPEUTICA. Aacademica.org; Facultad de Psicología - Universidad de Buenos Aires. https://www.aacademica.org/000-029/16

Godoy, D., Eberhard, A., Abarca, F., Acuña, B., & Muñoz, R. (2020). Psicoeducación en salud mental: una herramienta para pacientes y familiares. Revista Médica Clínica Las Condes, 31(2), 169–173. https://doi.org/10.1016/j.rmclc.2020.01.005

Losada, A. V., & Zavalia, C. (2019). Programa psicoeducativo en trastornos de la conducta alimentaria. Uca.edu.ar. https://doi.org/2007-5251 (online)

77 visualizaciones