top of page

Propósitos de año nuevo


Los propósitos de año nuevo son metas u objetivos que una persona se propone alcanzar durante el próximo año. Pueden ser cosas como hacer ejercicio, mejorar el rendimiento académico, aprender un nuevo idioma o hacer cambios positivos en la vida en general. Los propósitos de año nuevo son una oportunidad para reflexionar sobre el pasado y hacer planes para el futuro, pueden ser una forma efectiva de motivar a las personas a hacer cambios positivos en sus vidas.

Es por ello, que se debe mantener una organización de tiempo en relación con las metas que están propuestas; el organizarse y planificar con anticipación el tiempo que se tendrá para cumplir los objetivos logrará tener un impacto positivo en el cumplimiento de estos. Por otro lado, el reservar tiempo para ponerse activo ayudará que la energía se mantenga en niveles elevados, por ello practica algún tipo de actividad física al menos 3 veces por semana, esto ayudará a mejorar tu estado de ánimo y permitirá mantenerte enfocado en tus metas.

Además, huye de la procrastinación, esto posibilita que te mantengas alejado de distracciones sin sentido que nos ofrece el mundo contemporáneo, para este punto puedes investigar técnicas para mantener la concentración, es decir, buscar una técnica que puedas utilizarla de manera frecuente y esté adaptada a tus necesidades. Por consiguiente, date un descanso, sé gentil contigo mismo y recuerda que el programar un tiempo libre para leer, jugar, ver películas y salir con tus amigos son actividades que recargan energía cuando te sientes exhausto de la rutina.

A continuación, se detalla algunos pasos que puedes seguir para establecer propósitos este año nuevo:

  1. Haz una reflexión sobre el año pasado: Piensa en lo que has logrado durante el año y en las áreas en las que quisieras haber obtenido más progreso. Esto te ayudará a identificar cuáles son tus fortalezas y debilidades para el planteamiento de nuevas metas.

  2. Establece metas específicas y medibles: En lugar de decir “quiero ser más saludable”, establece una meta específica como “quiero correr 20 minutos diarios”. Asegúrate de que tus metas sean medibles para que puedas rastrear tu progreso.

  3. Crea un plan de acción: Una vez que hayas establecido tus metas, crea una planificación que te ayudará a lograr tus metas. Esto puede incluir identificar pequeños pasos que puedes tomar cada día o semana, así como establecer fechas límite para alcanzar ciertos progresos que te acercarán a tu meta final.

  4. Encuentra una forma de motivarte: La motivación es clave para alcanzar tus metas. Encuentra una forma de motivarte a ti mismo, ya sea a través de recompensas, visualizaciones o trabajando con un compañero de entrenamiento.

  5. Sé flexible y preparado para adaptarte: Es posible que veas algunas de tus metas son más difíciles de lograr de lo que esperabas. Si esto sucede, no te rindas. En su lugar, adapta tu plan y sé flexible para poder seguir avanzando hacia tus metas.

Por último, comparto la metodología SMART la cual ayuda a definir objetivos. Se trata de un acrónimo del inglés, a través del cual se explican las características básicas de los objetivos SMART. Estos deben ser específicos (Specific), medibles (measurable), alcanzables (Achievable), realistas (Realistic) y de duración limitada (Time-bound).


Específico: Los propósitos para año nuevo son variables en relación con cada persona, así que no intentes copiar los de alguien más, busca lo que realmente te impulsa a mejorar.


Medible: Es necesario buscar que sean objetivos que sus resultados puedan ser cuantificados.


Alcanzable: Debe estar adaptado a tus circunstancias. No se busca que los dejes al cabo de tres meses, por ello sé realista al plantear cada uno de ellos.


Relevante: Una reflexiona cerca de cuál es la razón por la que deseas cumplir el propósito y porque es importante, esto permite que exista un compromiso fuerte con el irlos cumpliendo poco a poco.


Con un tiempo determinado: Sé claro con el periodo de tiempo en el que vas a ver avances o cuando los vas a cumplir en su totalidad. Lo que se recomienda es partir los objetivos grandes en pequeños, los cuales pueden irse alcanzando de manera diaria, semanal, mensual o trimestral.


Por ejemplo, uno de los propósitos comunes de año nuevo es “ahorrar más dinero”, al hacerlo SMART quedaría:

“Ahorrar mensualmente el 10% de mi salario para que el día 31 de diciembre de 2023 haya ahorrado un total de 720 dólares”

Este propósito es específico, ya que se acomoda al salario de la persona y se detalla una frecuencia mensual para ahorrar. Es medible porque se especifica el porcentaje ahorrado cada mes y la cantidad que se ahorrará al final del año. Esto es factible porque se trata de un ahorro mes a mes si se evitan gastos innecesarios. Podemos suponer que es relevante para la persona, porque con ese dinero se irá de vacaciones, lo que la hará sentir bien, relajada y alejada del trabajo.


Referencias

Bueno, D. & Forés, A. (2020) Por qué nos cuesta tanto cumplir los buenos propósitos de Año Nuevo. Recuperado de: http://diposit.ub.edu/dspace/bitstream/2445/149146/1/Por%20qu%C3%A9%20nos%20cuesta%20tanto%20cumplir%20los%20buenos%20prop%C3%B3sitos%20de%20A%C3%B1o%20Nuevo.pdf

Vargas, A. (2019) Los propósitos del año nuevo. Recuperado de: http://hdl.handle.net/11056/17962

1687 visualizaciones
bottom of page