Represión emocional

Es una forma de afrontamiento y también un mecanismo de defensa, esta, se caracteriza por que no se quiere molestar a los demás y tampoco se quiere implicar a la otra persona con lo que está sucediendo.

Un ejemplo donde se puede observar la represión emocional es cuando, no estás de acuerdo con una opinión y la misma te afecta, sin embargo, no dices nada, aprietas la mandíbula y te quedas calladx, también, cuando se escuchan frases como “llorar es para débiles”, “nunca debes enojarte”, “no es para tanto”, “hay personas que la están pasando peor”, “no puedes sentirte mal solo por eso”, “siempre debes sonreír”

En casos oncológicos, usualmente los cuidadores son aquellos que más represión emocional comenten, ya que, buscan mostrarse positivos y esperanzadores, lo cual, a largo plazo suele cansar y producir estragos tanto físicos como emocionales.

Ahora, ¿Qué sucede cuando eres una persona que reprime lo que siente y lo que quiere decir?

Pues hay muchas probabilidades de que sufras un desbordamiento emocional, este, se define como; la acumulación de emociones que no han sido gestionadas ni identificadas, para poder entender esto podemos tener una metáfora, cada vez que nos guardamos una emoción es como si metiéramos agua dentro de un globo, pero no solo entra agua una sola vez, sino que es repetitivo, ¿Qué pasa si sigo metiendo agua muchas veces? el globo explotará y tenemos tanta agua que no sabemos que hacer con ella, esto, ocurre con las emociones, hay tantas que no sabemos que podemos hacer para dejar de sentir tanto, pero ¿Qué se puede hacer para evitar estos desbordamientos?, se debe tomar en cuenta que las emociones no se controlan, es muy difícil que un dia te levantes y digas "voy a estar triste todo el dia" sino que, las emociones se gestionan, se deben procesar, es decir, primero se las identifican, luego se decide que se puede hacer para poder disminuir su impacto, por ejemplo, me estoy sintiendo triste, podría escuchar mi canción favorita, o ver mi serie favorita, tal vez si como un dulce que me gusta me ayude a animarme, puedo llamar a esta personx, entre otros.

Algunas señales de represión emocional:

  • Tendencia a "explotar" fácilmente, de forma muy intensa

  • Problemas para dormir (exceso de horas de sueño o bien insomnio)

  • Dolores y tensiones físicas que no corresponden a enfermedades

Lo que se recomienda, es aprender a identificar las emociones que estamos sintiendo y darles un espacio para gestionarlas, no guardarlas ni reprimirlas, acudir a terapia, escuchar a nuestro cuerpo, cuestionar que pensamientos o emociones hace que lleguemos a ese límite.


Referencias

Parra, M. J. R., Zarazaga, R. M. E., & Martínez, A. E. L. (2000). Represión emocional y estrategias de afrontamiento en dolor crónico oncológico. Psicothema, 12(3), 339-345.

Piqueras, J. A., Ramos, V., Martínez, A. E., & Oblitas, L. A. (2009). Emociones negativas y su impacto en la salud mental y física. Suma psicológica, 16(2), 85-112.

TONGUINO, J. A. R. (s/f) Represión emocional, acto que perjudica a la salud mental.

16 visualizaciones